Bélgica, la fábrica de cerveza

En Bélgica, los amantes a la cerveza podrían probar cada día una diferente durante un año y medio sin tener que repetir ninguna marca. Y es que en este país, la cerveza es mucho más que una bebida: es una tradición centenaria, una leyenda patrimonial .

Quedar con los amigos para tomar uno de los más de 500 tipos de cerveza que produce el país es una invitación a la buena convivencia. Como dice un refrán popular flamenco: “El aficionado al vino habla con la copa, pero el amante de la cerveza prefiere la conversación con el vecino“.

Antes de estar de Erasmus en Gante, no me gustaba nada: la encontraba amarga y agria. Pero después de vivir diez meses he descubierto que la cerveza belga es sorprendente y tiene la particularidad de ser tan variada que complace todos los paladares (incluso el mío).

Variedad de cervezas belgas

Variedad de cervezas belgas

Algunas de las marcas más conocidas y que hacen las delicias de todo amante de la cerveza son la Hoogarden, fresca y suave, la Gordon, contundente y de mucha graduación, la Westmalle triple, exquisita, la Leffe, muy fresca, o la Duvel, la preferida por ganteses por el espesor de la espuma, su sabor único y el aroma embriagador.

Además, en los últimos años el número de fábricas de cerveza artesanal no ha dejado de crecer.

Los artesanos de esta bebida son siempre auténticos apasionados de su trabajo, y normalmente perpetúan una larga tradición cervecera. Un muy buen ejemplo de este tipo de establecimiento es el Garre, un bar familiar de Brujas que sirve deliciosa cerveza artesanal.

Eso sí, los camareros nunca ponen más de tres copas por persona para evitar borracheras descomunales.

Y es que, como la mayoría de cervezas belgas, la Garre tiene muchísima graduación (11º)!

Una de las cervezas belgas más típicas es la Delirium Tremens, que se produce en Melle, un pequeño pueblo cerca de Gante.

Fuimos un día de excursión con la bici, y nos explicaron que fue elegida la mejor cerveza del mundo en el campeonato Mundial de Chicago 1998, y que encabeza el TOP10 de cervezas mundiales del catador Stuart Kellen.

Gran Bar Delirium de Bruselas

Se trata de una cerveza con un sabor muy intenso y una graduación fuerte (9º) que está presentada en una botella de vidrio blanco decorado como si fuera cerámica.

Otra marca muy particular para su presentación es la Kwak. La tradición dice que esta cerveza negra de doble fermentación se debe servir en un vaso con el culo redondo sostenido por un soporte de madera que recuerda una probeta (en la foto).

También es curioso saber que hay un bar en el Vridaj Markt de Gante donde, si pides una de estas cervezas, cuelgan tus zapatos en el techo del local hasta que te lo has terminado. Si queda una gota, vuelves descalzo a casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Cerverzasyvinos.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies