Efectos saludables del vino

Diveros estudios confirmaron, hace ya algunos años, que el vino previene las dos causas de muerte más importantes en los paises occidentales: las enfermedades cardiovasculares y el cáncer.

Ahora bien, no es recomendable que las personas no habituadas a beberlo, lo deban hacer. Precisamente porque existe el riesgo de que no se pueda controlar su consumo y la persona se convierta en alcohólica. Por el contrario, la persona que bebe vino habitualmente puede continuar haciéndolo, pero durante las comidas y de forma moderada.

Los médicos aconsejan tomar de dos a tres vasos diarios, como las dósis más saludables. Esta cantidad se reduce en el caso de las mujeres, de uno a dos vasos, debido a que son más vulnerables a los efectos del alcohol.

Con estas dosis, los bebedores de vino no tienen una mortalidad más baja que los no bebedores, según los resultados publicados en su día. Sin embargo, al desglosar los resultados por enfermedades, se observó que tomando dos o tres vasos diarios, la mortalidad por enfermedad cardiovascular se reduce en un 40%, y por cáncer en un 22%. Pero si se incrementa el consumo hasta una botella diaria, la mortalidad aumenta en un 40%, y a partir de botella y media, en un 80%.

La explicación a estos resultados se basa en que ciertos componentes del vino, como las sustancias antioxidantes, son los que tienen efectos beneficiosos sobre la salud ,y no el alcohol.

Ante estos datos, no es necesario decir que el mejor patrón a seguir es siempre la moderación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Cerverzasyvinos.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies