Entre marcas y tipos de cervezas belgas

Sin duda alguna el viaje a Bélgica te llevará desde caminos con vistas impresionantes hasta los diferentes estilos de cervezas que existen en este país… Pues son muchísimas. Más de 1.200 marcas han sido las creadas por la población desde la antigüedad hasta hoy día, así que prepárate para degustarte entre las mil opciones que tendrás, pues abadías hay muchas: Notre-Dame de Leffe, de Val-Dieu, de Floreffe de Notre-Dame de Saint Rémy, de Maredsous.

Los datos no mienten cuando se trata de cervezas belgas

¿Piensas que es mentira? Pues no. Existen más de 600 tipos de cervezas belgas distintas, 1.500 marcas, 160 fábricas, y el 1% del total de la producción mundial de esta bebida. Y es que ¿qué piensas que es mentira? Si este país da la vida por la cerveza, es lo que la representa y hasta la UNESCO declaró la cultura cervecera belga como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, ¿qué tal?

Los comienzos de la cerveza belga data desde la Edad Media, momento en el que los monasterios comenzaron su elaboración como un sustituto de un vino difícil de conseguir y de un agua poco salubre. Es así como en los siglos venideros, los métodos de elaboración de la cerveza se han ido perfeccionando hasta los actuales métodos artesanales considerados como un auténtico arte.

Entre-marcas-y-tipos-de-cervezas-belgas3

¿Cómo es el la elaboración?

El proceso de elaboración de cervezas belgas consta tradicionalmente de estos principales materiales: agua, cebada, lúpulo y levadura. Aunque, varían con la añadidura de otros cereales como trigo, avena y maíz para estabilizar la elaboración. Todas las cervecerías cuentan con su propio método y su propia levadura que, junto a los diferentes tipos de maltas (cebada germinada y tostada), y lúpulo, crean un tipo de cerveza único y exclusivo. A veces, para diferenciarlas, suelen agregarle hierbas aromáticas, o frutas o verduras para luego fermentarlas en barriles de madera o en botella.

Entre-marcas-y-tipos-de-cervezas-belgas2

Más allá de la fermentación

¿Conoces todos los métodos de fermentación? Este proceso varía porque hay cuatro métodos: inferior o baja, superior o alta, espontáneo y mixto. La primera, conocida como fermentación inferior produce un tipo de cerveza como la Pils o Lager, ligera y de aspecto dorado. Por otra parte, las que son de alta fermentación son producto de una mayor temperatura y dan como resultado cervezas tipo Amber y la “Special Belgian”, así como la cerveza blanca, las cervezas de abadía y las trapistas.

Lo más recomendado de cervezas belgas suelen ser de fermentación espontánea y mixta, ya que este tipo de método es el nato en la región de Bruselas, y se utilizan levaduras salvajes para elaborar Lambic y Geuze. Cuentan con muy poco gas y espuma. Por otra parte, el método mixto se obtiene a partir de una cerveza de fermentación alta almacenada en barricas de roble y luego mezclada con cervezas jóvenes, por ejemplo: las cervezas Oud Bruin, Rodenbach, y la Cuvée Watou.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com