Las cervezas belgas reaparecen con nuevos estilos ¡No te los pierdas!

Si existe en el mundo un país con la mayor tradición y el auge cervecero es, indiscutiblemente, Bélgica. Y es que aunque las cervezas más antiguas se les atribuyen al continente europeo, específicamente en Begues, provincia de Barcelona, es en Bélgica donde comienzan a surgir los diferentes estilos de cervezas, conocidas nativa e internacionalmente como las cervezas belgas.

Aunque Bélgica en sí ha sido la promotora oficial de que existan tantos estilos de las cervezas belgas, también es un hecho que algunos sabores quedan en el olvido dando paso a nuevas propuestas que entierran a aquellas que nunca verán la luz nuevamente.

Sin embargo, como todo lo que ocurre en la historia, las cervezas belgas duren un corto tiempo o no siempre dejan alguna marca histórica de que sí hubo, de que sí existió, por lo que existen muchos fanáticos que han querido rememorar estos sabores creando estilos a partir de ellos. Esta lista será un abreboca a todos esos estilos de cervezas belgas desaparecidos que han renacido en los últimos años.

Las cervezas belgas que revivieron en el tiempo

Caves o Liers Bier: Hace muchos años, específicamente en 1820, en Lieja, una provincia ubicada en el oriente de Bélgica, existía la tradición de preparar las cervezas con base en la molienda o bagazo; así que nació la Lierse, únicamente ofrecida a los locales, mientras que la Caves, se utilizaba para exportar a Gante.

Las cervezas belgas reaparecen con nuevos estilos

Existen muchos mitos acerca de la creación de distintas cervezas a partir de un mismo grano, sin embargo, para esa época no se consideraba como algo extraño de ver. Uno de los principales métodos a la hora de la elaboración es completamente similar a los que se usan actualmente, aunque cuando se habla del segundo tipo de cerveza se volvía a macerar el bagazo de la primera elaboración. Todo con el fin de aprovechar los azúcares que se obtuvieron con anterioridad.

Así que el plan consistía en que la primera cerveza iba a contar con un alto nivel de azúcares lo que significaría una densidad mucho más elevada; además la segunda producción, en cambio, tendría un dulzor y una densidad mucho más inferiores. Es por esta razón que las cervezas belgas Lierse eran mucho más fuertes que la Ghentse Caves.

En conclusión fueran cuales fueran las cervezas belgas que se elaboraban, la proporción de la molienda en ambas cervezas era la misma: el 69% de malta de cebada, el 22% de trigo no malteado y el 9% de avena, ahora cuando se habla sobre en sí de cómo elaborarse el hervido duraba entre 5 y 6 horas, aunque en el caso de la segunda producción, la duración de la cocción favorecía la evaporación del agua y, por lo tanto, la mayor concentración de azúcares.

Mars/Meerts: Si te asustaste con la elaboración a partir de un segundo macerado entonces esta cerveza no es para ti. Las cervezas belgas Mars se fabricaban después de un tercer macerado, el cual se unía al mosto de una cerveza lámbica y, como es obvio, era muy ligera, de apenas 1.035 de densidad.

Las cervezas belgas reaparecen con nuevos estilos

El autor de Radical Brewing, Randy Mosher, dio como testimonio que la cerveza Mars se mezclaba con cervezas lámbicas, junto con algo de azúcar moreno, para crear la Faro, una de las cervezas belgas más tradicionales y que se exportó por primera vez a Estados Unidos en 2010. Otra de las muchas opciones de obtener el faro era directamente a partir del segundo macerado realizado a la misma molienda usada para elaborar una lámbica. A lo que se obtenía del segundo mosto se le tenía que agregar una gran cantidad de azúcar Candy machacado, reduciendo así la acidez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com