Los vinos espumosos

Los vinos espumosos son muy famosos, porque a diferencia de los otros tipos, en esta se valora más el nivel de azúcar y su proceso requiere de una segunda fermentación que se puede realizar en su botella bien cerrada o en depósitos cerrados con algunos hectolitros (esto solo ocurre en algunos casos).

Aunque deben destacarse 2 cuestiones, primero, que son muy distintos a los vinos gasificados, porque a estos se les agrega el gas de forma artificial, y segundo, que los vinos espumosos se dividen tanto por cepas como por nivel de azúcar y por método de gasificación.

Clasificación según sus niveles de azúcar

  • Brut Nature: Es el más seco de los vinos espumosos por tener una concentración de azúcar por litro de entre 0 a 3 gr/lt (gramos/litros).
  • Extra Brut: Un poco menos seco que el anterior porque contiene 6 gr/lt de azúcar en su composición.
  • Brut: Es el más equilibrado de los vinos espumosos en cuanto a su concentración de azúcar que es de 12 gr/lt como máximo, haciéndolo un punto intermedio entre lo seco y lo dulce. A partir de aquí todos se van haciendo más dulces.
  • Extra seco: Tiene una concentración de azúcar que fluctúa entre los 12 y los 17 gr/lt.
  • Seco: Tiene una concentración de azúcar que fluctúa entre los 18 y los 32 gr/lt.
  • Demi Sec: Tiene una concentración de azúcar que fluctúa entre los 32 y los 50 gr/lt. Ya son más recomendados para acompañar con postres.
  • Dulce: Está por encima de los 50 gr/lt lo cuál lo hace el más dulce de todos los vinos espumosos en el mercado.
Hablamos sobre vinos espumosos

Hablamos sobre vinos espumosos

Tipos de cepas

Otra diferencia de los vinos espumosos es que estos no tienen un color particular, pueden tener la apariencia de cualquier de los otros 3 tipos de vino pero con el gas que le da su espuma gracias a su dulzor. Su variedad de uvas es amplia pero se usan más que nada las siguientes:

  • Chardonnay: Una uva completamente blanca (las champañas Blanc de Blanc son 100% de esta cepa).
  • Pinot Noir: Una uva tinta de pulpa blanca (El Champán Blanc de Noir es 100% de esta cepa).
  • Pinot Meunier: Otra uva tinta de pulpa blanca (Es el que más se utiliza para mezclarse con las otras dos por su tinte en la cepa).

Método de gasificación

Existen 3 métodos para inyectar el gas en las bebidas, los cuales son:

  • El Tradicional o Champenoise: considerado el de mayor calidad porque es el que se aplica en el champán. Se somete el vino a una segunda fermentación una vez sellado y embotellado.
  • El Charmat o Granvas: Aquí se realiza la segunda fermentación dentro de unos tanques y luego de que esté gasificado es donde se embotella. Su calidad es muy óptima aun cuando se le considera un proceso más económico y sencillo.
  • El Gasificado: Como se mencionó anteriormente, en este proceso se le inyecta el gas directamente al vino en forma industrial. Sus burbujas no son iguales a los de los otros 2 métodos ya que esto se aplica más para los refrescos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Cerverzasyvinos.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies