Vinos de la Conca de Barberá

El Consejo Regulador de la D.O. “Conca de Barberá” ampara la producción vitivinícola de los términos de 14 municipios de la comarca: Barberá de la Conca, Blancafort, Conesa, Espluga de Francolí, Forés, Montblanc, Pira, Rocafort de Queralt, Sarral, Senan, Solivella, Vallclara, Vilaverd y Vimbodí, todos ellos en Tarragona.
En total unos 400 km2 donde se producen alrededor de 25.000 Hls de vino.

Vinos de la Conca de Barberá

Vinos de la Conca de Barberá

Suelo y Clima
La Conca de Barberá es una zona elaboradora de vino que se encuentra justo en medio de otras D.O. catalanas mucho más grandes a la hora de competir en el mercado, o en extensión y volumen, como es el caso de Penedés, o en prestigio como Priorato. Por lo mismo se convierte en una zona privilegiada para el cultivo de la vid y para la producción de magníficos vinos y cavas artesanales, concentrándose ésta en la zona formada por la erosión geológica del río Francolí y su afluente, el Anguera, zona conocida con la “Conca estricta”.
La morfología de la zona es singular. Son característicos sus suelos arcillosos.

Tiene un microclima diferenciado del resto de las comarcas: clima mediterráneo (precipitaciones moderadas primaverales y otoñales y vientos suaves en verano) y clima continental (vientos fríos y poca humedad invernal), marcando la diferencia con el Norte y Sur respectivamente.

Materia Prima
Los jóvenes viñedos están, en su mayoría, constituidos por las variedades blancas Macabeo y Parellada, y las tintas Trepat, Garnacha y Tempranillo (conocido en estas comarcas como Ull de Llebre).

Algunos años antes se utilizaban también la Pansá y la Pansá valenciana, ahora prácticamente abandonadas, sustituidas por ensayos con nuevas variedades foráneas como Cabernet Sauvignon, Merlot y Chardonnay (no aprobadas aún por el Consejo Regulador).

Características

Los vinos de esta denominación son básicamente blancos y rosados, aunque también se elaboran algunos tintos.
Son vinos suaves y delicados, de una graduación alcohólica comprendida entre los 10 y 13º.

La crianza será de dos años.

Los cavas, elaborados a partir de las variedades Macabeo y Parellada, siguen el método tradicional Champenoise, alcanzando un elevado nivel de calidad gracias a su artesanal proceso de elaboración siguiendo el método de la segunda fermentación y crianza en botella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Cerverzasyvinos.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies