Vinos de Navarra

La denominación de origen Vinos de Navarra ocupa el centro y el sureste de la Comunidad Foral de Navarra extendiéndose entre el Ebro por el oeste y la frontera de la provincia de Huesca por el este y el límite de la provincia de Zaragoza por el sur y desde la línea formada por Puente de la Reina, Lagarda, Tiebas, Leoz, Lecabe y Lumbier por el norte.

Se divide en cinco subzonas:
· Tierra Estella, en la Navarra media occidental, está compuesta por 38 municipios.
· Valdizarbe, situada en la Navarra media agrupa 25 términos municipales.
· Baja Montaña, en el noroeste de Navarra, con 22 municipios.
· Ribera Alta, en torno a la zona de Olite, con 26 términos municipales.
· Ribera Baja, en el sur de Navarra, engloba 14 municipios.

Suelo y Clima
Teniendo en cuenta las distintas zonas y sus características individuales, los suelos fundamentalmente son calizos, profundos y variables en cuanto a textura y fertilidad química, de consistencia media o ligera, mullidos y muy secos.

Vinos de Navarra

El clima está caracterizado por grandes amplitudes térmicas noche-día.

Materia Prima
La variedad Garnacha es la más extendida en esta Denominación, supone prácticamente el 44% del viñedo total. Es la variedad característica de los rosados y complemento importantísimo de los tintos.
La variedad anterior se equilibra con variedades como Tempranillo (29%), Cabernet Sauvignon (9%), Merlot (5%), Mazuelo (2%) y Graciano (0,5%).

La producción máxima por hectárea se fija en 8.000 kilos de uva.

Características

· Los tintos son vinos de color rojo brillante matizado en tonos violeta, frescos al paladar, equilibrados y llanos, poseen el aroma característico de los vinos de garnacha. En los vinos de crianza su color es más granate, su aroma más acusado y aterciopelado al paladar.
· El rosado es el vino navarro por excelencia, elaborados con la variedad Garnacha. Son vinos brillantes, de aroma intenso, afrutado y distinguido. Al paladar son unos vinos secos y frescos, ligeros y elegantes.
· Los vinos blancos navarros son de producción escasa, son unos vinos jóvenes, bajos en alcohol de color muy pálido y frescos.

El periodo de crianza para los vinos se establece en dos años, de los cuales uno permanecerán en envases de roble con una capacidad máxima de 350 litros.
Los blancos y los rosados permanecerán en roble durante seis meses como mínimo.

El periodo de reserva para los tintos será de 36 meses como mínimo, de los cuales 12 serán en envases de roble.
Los blancos y rosados estarán como mínimo 6 meses en roble y el resto, hasta completar los 24, en botella.

Los tintos Gran Reserva permanecerán 36 meses como mínimo, de los cuales 24 serán en envases de roble.

Todos estos vinos de Navarra los gestiona el Consejo Regulador de Vinos de Navarra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Cerverzasyvinos.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies