Vinos de Rioja

Ya en 1.902 se promulgó una Real Orden que definía el “origen” para su aplicación a los vinos de Rioja. En 1.926 se decretó la creación del Consejo Regulador cuya misión era delimitar la zona del Rioja, controlar la expedición de la “precinta de garantía” y evitar las falsificaciones. Sin embargo, hasta 1.947 este organismo no sería legalmente estructurado.

Tras diversas modificaciones y después de un largo proceso, el 3 de abril de 1.991 una Orden Ministerial otorgó el carácter de Calificada a la Denominación de Origen “Rioja”, primera en España que obtuvo este rango.

La región vitivinícola de Rioja está enclavada en el Valle del Ebro. Limita al norte con la Sierra de Cantabría y al sur con la Sierra de la Demanda.

Abarca administrativamente parte de la provincia de Logroño y algunas zonas de Navarra y Álava. Comprende más de 130 municipios y se distinguen tres subzonas principales: Rioja Alta, Rioja Alavesa y Rioja Baja.

Vinos de Rioja Calificada

Suelo y Clima
La Denominación de Origen “Rioja Calificada” comprende actualmente de unas 50.000 hectáreas de terreno y es la Denominación donde existe la mayor concentración de bodegas, cerca de las 3.000.

Respecto al suelo se puede establecer una diferencia entre la Rioja Alta y Alavesa, con suelos bastante calizos, poco erosionados, arcillo- calcáreos; y la Rioja Baja, cuyos suelos suelen ser aluviales o dilúviales (márgenes de los ríos) y también suelos arcillo-ferrosos.

Igualmente, el clima también es un diferenciador, ya que en la Rioja Alta y Alavesa está sujeto a una influencia atlántica, los otoños son suaves y los inviernos largos, aunque no duros; las primaveras llegan pronto, favoreciendo la floración y los veranos son cálidos con brisas frescas. La temperatura media anual ronda los 13ºC y la pluviometría es moderada. (400 mm).

En la Rioja Baja hay claras influencias mediterráneas, dando lugar a un clima más templado con primaveras calurosas y veranos cortos y muy cálidos. En los meses otoñales se dan abundantes lluvias, mientras que los inviernos son suaves.
La temperatura media ronda los 13,5 ºC y la precipitación media anual es de 380 mm.

Materia Prima
Las variedades de uvas que están permitidas por el Consejo Regulados son las siguientes:
· Tintas (Los vinos tintos llevarán un mínimo del 95% y los rosados un mínimo del 25% de las siguientes uvas): Tempranillo, Garnacha tinta, Graciano y Mazuelo.
· Las variedades blancas autorizadas son: Viura, Malvasía y Garnacha blanca.

La Tempranillo, también conocida como Tinta de Rioja, es la base de los vinos riojanos (61%) y es perfecta para la elaboración de vinos con cuerpo envejecidos.
La Viura, conocida también como Macabeo, es la variedad preferente en los blancos, tanto jóvenes como de crianza.

Características

La mayoría de los vinos de Rioja son una conjunción de las variedades de uva cultivadas y de las subzonas que la componen. Así podemos hablar en general de:
· Vinos tintos: vinos clásicos, de color vivo, aroma penetrante, ligeros al paladar y de grado medio. En estos predomina la variedad Tempranillo. La graduación mínima será 11,5%.
· Vinos rosados: de color rosa vivo, de aroma fuerte, ligeros al paladar y frescos y de grado medio. Predomina la variedad Garnacha. La graduación mínima será 10,5%.
· Vinos blancos: con personalidad, de color amarillo verdoso, de aroma fino, ligeros al paladar y de grado no elevado. Predomina la variedad Viura. La graduación mínima será 10,5%.

Según el proceso de envejecimiento podemos hablar de:
· Vino joven: vino en su primer o segundo año que conserva características de frescor y afrutado.
· Vino de Crianza: vino, como mínimo en su tercer año, que ha pasado un año como mínimo en barrica y algunos meses en botella. En blancos el periodo mínimo en barrica es de seis meses.
· Vino de Reserva: un vino que debe envejecer durante tres años, de los cuales uno como mínimo ha de hacerlo en barrica. En blancos el periodo es de 2 años, de los cuales, como mínimo 6 meses han de ser en barrica.
· Vino de Gran Reserva: vino que ha permanecido al menos dos años en barrica y tres en botella. En vinos blancos el periodo total es de cuatro años, al menos seis meses en barrica.

El envejecimiento se realiza en barricas de roble de 225 litros, con trasiegos periódicos, completándose después en botella.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Cerverzasyvinos.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies