Vinos de Toro

La zona de producción de los vinos amparados por esta denominación corresponde prácticamente a la parte sur de la provincia de Zamora, aunque incluye también algunos términos de Valladolid, como son San Román de Hornija, Villafranca del Duero y los Pagos de Villaester de Arriba y de Abajo del término de Pedrosa del Rey.

Toro es la capital de la denominación y la que le cede el nombre. El resto de términos que la configuran, en Zamora, son: Argujillo, Bóveda de Toro, Monte la Reina, Morales de Toro, El Pego, Peleagonzalo, El Piñero, San Miguel de la Ribera, Sanzoles, Tagarabuena, Valdefinjas, Venialbo y Villabuena del Puente.

Vinos de denominación de origen Toro

Suelo y Clima
La superficie de viñedo que existe en la provincia ronda las 15.000 hectáreas. Toro encabeza la lista con 6.000 Has, aunque menos de la mitad corresponden a la Denominación de Origen.

La tierra de Toro se sitúa en su mayor parte al sur del río Duero, y presenta un relieve suave y ondulado con pequeñas elevaciones, llegando a los 750m de altitud. Sus suelos son pobres, pero sanos, formados por la descomposición de areniscas, arcillas y pudigas calizas del Plioceno que han producido suelo pardo calizo. Este tipo de suelo permitirá el aireamiento de las raíces de la vid.

El clima es de tipo continental, es decir, un riguroso invierno, con mínimas extremas muy por debajo de cero, y con heladas seguras, un verano con temperaturas que pueden alcanzar los 40ºC, dando una temperatura media anual de unos 14ºC.
Las precipitaciones medias anuales oscilan entre los 350 y 400 mm anuales, mientras que las horas de sol pueden llegar a las 3.000.

Viñedo–Materia Prima
La densidad máxima de plantación es de 2.700 cepas por hectárea, y la mínima de 900.

La mayor cantidad de uva recogida pertenece a la variedad Tinta de toro, considerándose, por tanto, variedad principal.
En menor medida, y también para los tintos se cultiva la Garnacha tinta, y para los blancos, la Malvasía y la Verdejo.

Características
Se embotellan vinos tintos que suponen casi el 75% de la producción total. Con esta misma cantidad de Tinta de Toro es con la que deben elaborarse los tintos para ampararse en la Denominación de Origen:
· Podemos encontrarnos con tintos jóvenes, de crianza, de Reserva o de Gran Reserva. Son vinos de un intenso color rojo-gránate y tonalidades azuladas o violetas. En nariz destacan sus aromas afrutados.
· En los rosados predominan los rosas pálidos y guinda. En boca son amplios, frescos y afrutados.
· La Malvasía es la variedad predominante en los blancos. Los colores varían en gamas de amarillo. En boca son frescos y de sabor afrutado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Cerverzasyvinos.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies