Vinos de Valdepeñas

Se encuentra situada en el borde meridional de la submeseta sur castellana, enmarcada por las comarcas de Campo de Montiel, por el este, y Campo de Calatrava, por el oeste.

Los municipios acogidos a esta denominación son: Moral de Calatrava, San Carlos del Valle, Santa Cruz de Mudela, Torrenueva, Torre de Juan Abad, Granátula de Calatrava, Alhambra, Montiel, Alcubillas y Valdepeñas.

Vinos de Valdepeñas

Suelo y Clima
Castilla – La Mancha tiene seis Denominaciones de Origen: Valdepeñas, La Mancha, Méntrida, Almansa, Jumilla (compartida con Murcia) y Mondéjar.
Valdepeñas es la segunda denominación de la región, después de la Mancha, con casi 30.000 hectáreas amparadas por el Consejo Regulador.

Materia Prima–Producción
Todos los vinos amparados por esta denominación se elaboran exclusivamente con las variedades Airén y Macabeo, para los blancos, y Cencíbel, Garnacha y Cabernet Sauvignon para los tintos.

La variedad Airén (o Valdepeñera en algunas zonas) es la preferente entre las blancas y la Cencíbel (Tempranillo) entre las tintas, sumando entre las dos el 99% de la superficie.

La densidad de plantación es normalmente de 1.600 cepas por hectáreas; no inferior a 1.400 cepas por hectárea, según establece el Consejo Regulador, ni superior a 2.300.
Las producciones máximas de uva son de 6.000 kilos por hectárea de blancas y 4.000 kilos de tintas.

Características

Sólo puede aplicarse la Denominación de Origen “Valdepeñas” a los vinos procedentes de las bodegas inscritas en los registros correspondientes que, actualmente alcanzan el número de 70, de las cuales 29 son productoras y 7 cooperativas y SAT. Existen 34 embotelladoras y de ellas 9 son de crianza.

· La mayor parte de la producción de uva se destina a vino tinto con una graduación de 12 a 13,5º, de color rojo violáceo. Son afrutados a la nariz, suaves en boca y de largo postgusto.
· Le siguen en producción los vinos blancos con una graduación de 11 a 12,5º, ligeros en boca, moderadamente ácidos y de color amarillo pálido. Su aroma es limpio, fino y algo afrutado.
· Los rosados, de entre 11 y 13º, imitan a los blancos, si bien marca una clara diferencia el uso de la Cencíbel. Se aconseja consumirlos en el año.

Los vinos de crianza exigen (al menos durante seis meses) permanecer en roble, no pudiendo tener menos de dos años.

En el caso de los Reserva y Gran Reserva el tiempo en barrica será de doce y veinticuatro meses, respectivamente, completándose en botella por un periodo de 24 y 36 meses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Cerverzasyvinos.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies